¿Reconoce el grado de peligrosidad de los reactivos químicos? Le explicamos cómo hacerlo

Noviembre 02, 2016

Empresa de reactivos químicos, listado de los primeros 5 según clasificación estándarQuienes manipulan reactivos químicos en el laboratorio deben tener en cuenta varios factores para el correcto empleo de dichas sustancias. Las condiciones de trabajo en el recinto, el almacenamiento de los reactivos, el manejo de los residuos, la protección personal y todas las medidas a tomar dependen, en buena parte, del grado de peligrosidad de cada químico.

Al momento de su fabricación y pensando en su posterior distribución, toda empresa de reactivos químicos debe especificar el grado de peligrosidad y señalar las medidas de seguridad necesarias para el manejo de las sustancias. Por ley, la totalidad de los envases de reactivos deben llevar obligatoriamente, de manera legible e indeleble, etiquetas visibles que contengan dichas indicaciones y sus símbolos de riesgo químico.

Los pictogramas que están estampados en las etiquetas sirven para dar una percepción instantánea del tipo de peligro que implica el uso, manipulación, transporte y almacenamiento de estas sustancias. De la misma forma, también se usan para implicar las precauciones a tomar con ellas. A continuación, le mostramos cuáles son estos símbolos y a qué tipo de químicos representan.

  • Corrosivo

    Una sustancia corrosiva puede destruir o dañar irreversiblemente otra superficie o sustancia con la cual entre en contacto. Los principales peligros incluyen daño a los ojos y la piel. La inhalación o ingestión de una sustancia de este tipo puede dañar las vías respiratorias y conductos gastrointestinales.

    Se recomienda no inhalar y evitar el contacto con la piel, los ojos y la ropa. El equipo de protección personal elaborado con materiales como caucho nitrilo, neopreno o caucho de butilo es el indicado para la manipulación de estos materiales.

  • Explosivo

    Las sustancias explosivas son más sensibles a los choques o fricciones y pueden explotar fácilmente, sobre todo bajo el efecto de una llama. Activan una reacción altamente exotérmica (generan calor) y producen gases a gran velocidad. Se recomienda evitar golpes, sacudidas, fricción, flamas o fuentes de calor directas o indirectas.

  • Comburente

    Las sustancias comburentes tienen la capacidad de incendiar otras sustancias, facilitar la combustión y, por lo general, impiden el combate del fuego. En contacto con otras sustancias inflamables, producen una reacción fuertemente exotérmica, por lo que es preferible evitarlo a toda costa.

  • Inflamable

    Estas son sustancias que pueden calentarse y finalmente inflamarse en contacto con el aire a una temperatura normal y sin necesidad de otras fuentes de calor. También, pueden inflamarse fácilmente por una breve acción de otras fuentes de inflamación y continuar ardiendo o consumiéndose después de haberla apartado.

    Es recomendable almacenarlos cuidadosamente y, contrario a lo que pudiese pensarse, se debe evitar el contacto con materiales ignífugos (agua, aire).

  • Gas

    Estas son sustancias gaseosas comprimidas, líquidas o disueltas, contenidas a presión de 200 kPa o superior en un recipiente. Estas pueden explotar con el calor e incluso son fácilmente inflamables en el aire. Estos recipientes y sustancias nunca deben estar en contacto con el fuego.

    Empresa de reactivos químicos, listado de 4 reactivos químicos según clasificación estándar
  • Irritación cutánea

    Estas sustancias, en contacto prolongado con la piel y mucosas, pueden causar irritación e inflamación. La inhalación e ingestión en pequeña cantidad puede producir daños de magnitud considerable a la salud. Es recomendable evitar cualquier contacto con el cuerpo.

  • Toxicidad aguda

    Las sustancias clasificadas con toxicidad aguda son aquellas que, por inhalación, ingesta o absorción a través de la piel (sin importar qué tan pequeña sea la cantidad) provocan graves problemas de salud e incluso pueden causar la muerte. Debe evitarse todo tipo de contacto con el cuerpo humano.

  • Peligroso por aspiración

    La inhalación, ingestión o absorción cutánea de estas sustancias en pequeña cantidad pueden causar daños de magnitud considerable a la salud. Además de evitar el contacto directo con el cuerpo, se recomienda usar protección contra los vapores que emanan.

  • Peligroso para el medio ambiente

    Verter este tipo de sustancias en el medio ambiente puede provocar daños considerables al ecosistema a corto o largo plazo. Debido al riesgo ambiental que conllevan, no deben ser desechados en las cañerías, en el suelo o en aguas abiertas.

La etiqueta es la fuente de información básica y obligatoria que identifica el producto y, sin duda, estos símbolos son vitales para conocer los riesgos asociados a su manipulación. Al momento de adquirir reactivos químicos, asegúrese de que vienen con las especificaciones necesarias para resguardar su seguridad y la de su equipo de trabajo.

En Comercializadora CYMA SAS nos preocupamos por usted y por la calidad de sus procedimientos en el laboratorio, por eso le ofrecemos los reactivos químicos de mayor calidad y la asesoría profesional que usted necesita para manejarlos óptimamente. Contáctenos ahora al +57 320 2890087 o llene el formulario de contacto al pie de la página para conseguir más información. No olvide seguirnos también en Facebook como Comercializadora Cyma SAS.