¿Trabaja con materiales para laboratorio? ¡Úselos responsablemente!

Agosto 22, 2016

En el desarrollo de cualquier experimento científico, las medidas seguridad y el uso adecuado de los materiales para laboratorio son aspectos fundamentales que facilitan el logro de los objetivos planteados. Tanto la integridad del personal como los resultados obtenidos en cada proyecto dependen en gran medida del comportamiento de los profesionales en el área de trabajo, y del cuidado que estos tengan con las herramientas provistas para los estudios.

Con el fin de evitar por completo los accidentes relacionados con utensilios de uso científico, el equipo humano que ingresa al laboratorio debe entender claramente el funcionamiento de todas las herramientas, ya que las normas varían según el uso de cada una: no es lo mismo emplear un instrumento de medición (balanza, decímetro) que uno de calentamiento (mecheros, horno eléctrico) o uno de mezclas (tubo de ensayo, crisol, cápsula de evaporación). Claramente, las precauciones cambian según la aplicabilidad del objeto.

Por lo tanto, cuando un profesional se encuentra frente a la amplia variedad de herramientas disponibles en un laboratorio, jamás debería tocar un utensilio sin comprender a cabalidad para qué sirve, cuál es su correcto modo de empleo y en qué casos puntuales su uso resulta necesario. Cabe destacar que no todos los instrumentos se ven expuestos a los mismos peligros: algunos de ellos se enfrentan a altas temperaturas o presiones, mientras que otros cumplen funciones que no involucran tanto riesgo, por ello, un científico tiene que conocer las medidas de prevención en cada caso.

Si un trabajador no se asegura de asimilar esos detalles de funcionamiento, no solo él, sino el resto del equipo podría sufrir incidentes dentro de la zona de investigación producto del uso inapropiado de los materiales para laboratorio. Quizás, algunos estudiantes del área menosprecien las horas de estudio sobre el uso de cada utensilio; sin embargo, ese entrenamiento previo es vital para entender en qué clase de procesos se requiere cada uno, y así tener los cuidados apropiados.

Ahora bien, no solo las funciones de los instrumentos son importantes, también se debe considerar el material de fabricación (madera, plástico, metal, corcho…), pues este influye considerablemente en las medidas de seguridad a tomar en cuenta. Si trabajamos con un tubo de ensayo, por ejemplo, que está hecho de vidrio, una de las reglas para su uso consiste en buscar posibles bordes irregulares que potencien el riesgo de cortes, especialmente en las manos; esta recomendación, por supuesto, no aplica para los guantes o las pisetas de plástico, con los cuales se siguen otro tipo de medidas. En este punto, vale la pena mencionar que cuando un miembro del equipo consiga un utensilio que no cumple con las normas para su uso, es vital que se lo mencione al encargado del proyecto para que aplique las correcciones convenientes al caso.

Por otro lado, los responsables de los análisis deben asegurarse de que los materiales adquiridos para el laboratorio sean de alta calidad, ya que, si traen imperfecciones de fábrica, estarían exponiendo al personal a toda clase de peligros. Debido a esto, jamás se podrá exagerar acerca de la importancia de conseguir un proveedor de confianza, que provea las herramientas adecuadas para los trabajos de investigación y que, al mismo tiempo, le brinde al personal científico la tranquilidad de contar con lo mejor en el mercado.

Si usted es uno de los interesados en surtir su laboratorio con materiales de excelente calidad, en Comercializadora CYMA SAS podemos ayudarle. Somos una destacada empresa de comercialización, importación y distribución de materiales para laboratorio en Colombia. Comuníquese con nosotros y responderemos todas sus inquietudes respecto a la gran variedad de utensilios que tenemos a su disposición. Puede llamarnos al +57 320 2890087 o escribirnos al formulario de contacto ubicado al pie de la página. Su trabajo es muy valioso, y ¡nosotros queremos ayudarlo!